Calderas de Gas de condensación

Ahorran, por encima del 30% de gas con respecto de las calderas tradicionales atmosféricas, aprovechan la temperatura de los gases de escape.